TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

Precio no incluye entrega ni descuentos (siguiente paso).

¿Recogida en tienda?


Cómo el membrillo puede ayudarte a que vivas mejor

Llega el “veranillo de San Miguel”, ese último aliento del verano que se nos va y que da la bienvenida al otoño. También se conoce como el “veranillo del membrillo” y aquí en Santa Teresa nos gusta mucho más este término por todo lo que significa esta fruta para nosotros y porque es la época en la que comienza su recogida en perfecto estado de maduración.

Se trata de un producto sabroso y versátil que nos permite elaborar desde aperitivos hasta los más apetitosos postres. Pero dejaremos de lado por esta vez las recetas que podemos hacer con el membrillo y vamos a centrarnos en las bondades que nos ofrece. Porque no solo está delicioso, sino que además proporciona a nuestra salud múltiples beneficios que pueden ayudar y mucho a mejorar nuestra vida. Vamos con ello.

Regula el funcionamiento del sistema gastrointestinal

Esta fruta es rica en fibra dietética, es decir, la fibra presente en los productos de origen vegetal y que tan importante es para regular el tránsito intestinal. El membrillo genera un efecto de activación en el metabolismo que ayuda al funcionamiento del sistema gastrointestinal. En otras palabras, nos ayuda a procesar mejor los alimentos que consumamos.

 

Mejora nuestro sistema inmunológico

Posee una cantidad de antioxidantes y vitaminas fuera de lo habitual y esto convierte al membrillo en un alimento esencial para reforzar nuestras defensas de cara a los meses fríos. Por ejemplo, cuenta con vitamina C que nos ayuda a generar un mayor número de glóbulos blancos que son fundamentales para nuestro cuerpo a la hora de combatir enfermedades.

Controla las reacciones alérgicas

No es que las evite o las anule, pero el membrillo es un estupendo regulador de las alergias. ¿Qué quiere decir esto? Pues que sus altos niveles de vitamina C, como hemos hablado en el punto anterior, disminuyen las inflamaciones y reacciones más comunes en las personas que sufren este tipo de síntomas. De hecho, el membrillo se utiliza también en la industria cosmética precisamente por esto, ya que aplicado como un gel ayuda a combatir entre otras enfermedades la dermatitis.

Mejora el aspecto de nuestro cabello y su vigor

Esto se debe a que es rico en minerales como el hierro, cobre y cinc, que, si te fijas, son aportes habituales en los complejos vitamínicos que se recetan contra la pérdida de cabello. Estos mejoran la circulación sanguínea gracias a su acción sobre los glóbulos rojos y en consecuencia, aumenta la salud de los folículos pilosos, su densidad y su fuerza. Si tenemos en cuenta que el otoño es una época habitual en la caída del pelo, sin duda el membrillo tiene que ser un alimento imprescindible en nuestro día a día.

Combate el colesterol malo

El membrillo es un gran baluarte a la hora de combatir el colesterol debido a su proporción de pectinas que resulta muy positiva para reducirlo. Al igual que la ya comentada ayuda al sistema gastrointestinal, su aporte genera un beneficio notable en las personas que sufren hipercolesterolemia.

¿Qué productos con membrillo podemos encontrar en Santa Teresa?

Si estás pensando en integrar el membrillo en tu dieta, has entrado en la página adecuada. En Santa Teresa nos apasiona el membrillo y nuestra carne de membrillo está elaborada con fruta fresca.

 

 

Lo elaboramos de formas muy variadas y perfectas para integrarlas en cualquier tipo de plato, ya sea desayuno, comida, cena o esos aperitivos de entre horas. Por ejemplo ¿qué mejor manera de comenzar el día que tomando unas tostadas con Membrillo para Untar Santa Teresa o con unas porciones de nuestro Membrillo en Lonchas Santa Teresa?  Su sabor dulce y tierno es perfecto para empezar la mañana con buen pie.

También nos gustaría destacar la variedad de Membrillo con Nueces Santa Teresa para los paladares más exigentes. Todos los formatos de Membrillo Santa Teresa son ideales para preparar cualquier postre o receta que te apetezca.  Ahora te toca a ti probarlo y disfrutar de uno de los grandes manjares del otoño.