TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

Precio no incluye entrega ni descuentos (siguiente paso).

¿Recogida en tienda?


¿Con qué combinar el membrillo? ¡5 ideas para que lo disfrutes a tope!

¡Cómo nos gusta el membrillo! ¡Nos encanta! ¡Estamos enamorados de él! Y es que el membrillo es un producto tan delicioso y versátil que encaja en multitud de recetas. Parece que siempre está asociado a su consumo individual, pero nada más lejos de la realidad. Por eso en este artículo queremos recomendarte algunas combinaciones que te sorprenderán. ¡Vamos con ellas!

Combinación 1: Queso y membrillo

En anteriores ocasiones te hemos hablado del idilio entre el queso y el membrillo. Pocos alimentos casan mejor que estos dos gracias al contraste de sabores entre ambos. Pero no solo por eso, dadas las infinitas variedades de quesos que existen en el mundo, tenemos ante nosotros un enorme abanico de posibilidades para cocinar. Jugando con sus texturas e intensidades podemos crear sensaciones muy distintas en nuestro paladar. Por ejemplo, si mezclamos el membrillo Santa Teresa con requesón gallego, obtendremos un bocado meloso, pero si lo hacemos con otro de los reyes del norte, el queso de Tetilla, será ideal para servirlo en un canapé salado. Solo es cuestión de que pruebes, combines y saborees.

 

Combinación 2: Con higos y castañas

Dicen los maestros cocineros que si dudas sobre con qué combinar un producto, hazlo coincidir con los de su temporada. Si bien es cierto que el membrillo Santa Teresa está disponible durante todo el año, es el otoño su época más tradicional. En ese sentido, una combinación con otros dos protagonistas de esta estación como los higos y las castañas se antoja perfecta. ¿Te resulta extraño o no sabes qué cocinar? Puedes probar, por ejemplo, a hacer un hojaldre relleno con estos tres ingredientes o una tarta Tatin, donde el membrillo haga las veces de manzana. Como resultado obtendrás un sabor cien por cien otoñal.

Combinación 3: Las nueces como compañeras ideales

Otro de los grandes maridajes del membrillo son las nueces. De hecho, en Santa Teresa contamos con una receta que ya tiene este fruto seco en su composición. Su mayor densidad hace que destaque en cada bocado y equilibre el dulzor del membrillo. Además, el aporte energético de ambos ingredientes es contundente y lo hace perfecto para deportistas que estén sometidos a grandes desgastes físicos.

Combinación 4: El chocolate para los más golosos de la casa

Para los fans del chocolate realmente pocos productos son los que no saben bien con él cuando de postres hablamos. El membrillo Santa Teresa, por supuesto, no iba a ser menos. Juntar a estos dos compañeros de viaje en cualquier receta de repostería es garantía de éxito. Uno de los postres más deliciosos donde podemos juntarlos es en un bizcocho. Ya sea en su interior o como decoración, el chocolate fundido con trocitos de membrillo se hace irresistible. Otro añadido que te recomendamos son las galletas, que potenciarán todavía más el sabor de ambos.

Combinación 5: El membrillo en sándwiches

 

 

¿Quién dijo que el membrillo Santa Teresa era solo cosa de postres? Nada de eso, podemos utilizarlo a la perfección en nuestros bocadillos y sándwiches. Ya sea en lonchas o untado, puede incorporarse junto a unas rodajas de tomate, lechuga, queso y pavo. Otra receta que te recomendamos es combinarlo con pollo braseado, queso de cabra y ciruelas. Te sorprenderá los matices que genera y tendrás a tu disposición una nueva manera de disfrutar de tus bocadillos.