TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

Precio no incluye entrega ni descuentos (siguiente paso).

¿Recogida en tienda?


¿Por qué son tan importantes los productos sin aditivos artificiales?

Vivimos en un momento de ensalzamiento de la alimentación sana, ya que cualquier estudio médico realizado en las últimas décadas apunta a la importancia de comer bien para mantener un buen estado se salud.  En Santa Teresa no solo somos conscientes de ello, sino que todas nuestras acciones van encaminadas a cuidarnos por dentro, ya que somos los que comemos ¿qué manera mejor de hacerlo que consumiendo alimentos cien por cien naturales?

Esto no ocurre en la mayoría de los productos que podemos encontrar en las estanterías de los supermercados. Bien sea para abaratar costes de producción o añadir atributos que sus materias primas no ofrecen, muchos fabricantes apuestan por incorporar ciertos componentes químicos que quitan esa etiqueta de “sanos” a platos que de por sí podrían serlo.  Hoy vamos a explicarte lo importante que es consumir alimentos sin aditivos.

¿Qué es un aditivo?

Cuando hablamos de aditivos dentro del sector alimentario, lo hacemos de sustancias que se añaden a los productos para potenciar por ejemplo su sabor, darles más color, alargar su fecha de caducidad o dotarles de una densidad diferente.

En resumidas cuentas, un aditivo altera el estado natural de un alimento para que sea más interesante a la hora de comercializarlo, bien por su atractivo de cara al consumidor o bien para alargar su tiempo de conservación.

Los aditivos más utilizados

A continuación, te contamos algunos de los aditivos artificiales que más se utilizan en muchos de los productos industriales y los efectos que provocan. Estos son solo algunos, pero por lo general, los aditivos no son muy recomendables desde el punto de vista de la salud, ya que pueden producir distintas afecciones físicas, como alergias, por ejemplo.

  • Colorantes: Cambian su color de manera artificial, para mostrar el alimento con un aspecto estético más atractivo.
  • Conservantes: Provocan que la vida útil del alimento sea más larga, alterando los tiempos habituales.
  • Emulgentes: Permiten mezclar elementos que no podrían hacerlo por los cánones naturales (Ejemplo: Aceite y agua).
  • Endurecedores: Mantienen los tejidos de las frutas o verduras rígidos que de otra manera sería imposible obtener.

 

¿Qué ventajas tienen los productos sin aditivos?

Pues en primer lugar algo que, aunque parezca obvio no siempre se cumple; si tomamos un producto sin aditivos, estaremos tomando dicho alimento tal y como es. Por ejemplo, no es lo mismo tomar el Gazpacho Santa Teresa que única y exclusivamente cuenta con productos naturales que uno al que se le añadan componentes que modifiquen sus propiedades.  Si cambiamos el sabor y la consistencia, estaremos tomando otra cosa, pero no un gazpacho natural con todos sus beneficios.

¿Qué consecuencias tiene esto? Pues la principal es el aumento de los efectos perjudiciales para la salud y el autoengaño. Un gazpacho es un alimento sano, pero un gazpacho al que se le añade emulgentes para mejorar su textura genera el efecto contrario al que esperamos cuando introducimos esta sopa fría en nuestra dieta.

Además, los productos sin aditivos guardan todos sus aportes nutricionales, ya que no se ven alterados por ninguna reacción química que erosione su presencia en el alimento. No hay que olvidar que, aunque hay aditivos naturales, la gran mayoría se crean en laboratorios.

Productos sin conservantes ni aditivos en Santa Teresa

 

Si observas con atención los productos fabricados por Santa Teresa, te darás cuenta de que ninguno de ellos tiene este tipo de componentes. Nuestro objetivo es preparar una comida deliciosa a la par que sana. Para ello no hay mejor forma que usar tal cual lo que la naturaleza nos da. De este modo, no solo respetamos las características de cada verdura, hortaliza o ingrediente que utilizamos, sino que también respetamos las recetas originales ¿o hemos de pensar que nuestros antepasados realizaban los platos tradicionales que han llegado hasta nuestros días utilizando aditivos? Realmente no lo creemos.

Desde nuestros dulces artesanales más típicos, a los gazpachos, las cremas de verduras, el membrillo o las mayonesas, ninguno contiene nada más que los ingredientes que se necesitan para hacer recetas de la máxima calidad.  Por eso te recomendamos que antes de comprar cualquier producto, compruebes sus ingredientes y veas que lo que vas a tomar es lo sano que tú crees. En Santa Teresa ya lo hacemos por ti, recuerda que nuestro propósito es tu bienestar.