¿Qué es la alimentación sostenible? – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


¿Qué es la alimentación sostenible?

 

Según declaraciones de la FAO (La Organización de la Alimentación y la Agricultura, perteneciente a la ONU), los sistemas alimentarios actuales no son sostenibles tal y como están planteados. Esto quiere decir que para producir todos los alimentos que necesita el ser humano, se han de utilizar un nivel de recursos que suponen un alarmante déficit a nivel mundial. Actualmente las emisiones de gases, el consumo energético, el uso de la tierra y de agua están tan al límite, que el escenario futuro se antoja difícil.

Además, hemos de tener en cuenta que cerca de dos mil millones de personas sufren algún tipo de situación relacionada con el hambre o la mala alimentación. No solo hablamos de la extrema situación de los países del tercer mundo, sino también de las naciones más desarrolladas donde la obesidad, tanto en adultos como en niños, ha alcanzado cotas nunca vistas.

Todos los caminos apuntan hacia una misma dirección: la sostenibilidad. Hoy en el blog de Santa Teresa vamos a hablarte de los motivos, las formas de actuar y los beneficios que podemos obtener gracias a esta adecuación. Si somos lo que comemos, no es menos cierto que nuestro entorno también lo es; te lo explicamos.

omos lo que comemos, no es menos cierto que nuestro entorno también lo es; te lo explicamos.

El reto de alimentar a un planeta superpoblado

En 2022 el planeta está habitado por siete billones de personas, con países como China (mil cuatrocientos millones de habitantes), India (mil trescientos), Estados Unidos (trescientos treinta) o Indonesia (doscientos setenta) a la cabeza. Datos ya de por sí desproporcionados, si atendemos a que China contaba con una densidad de población de cincuenta y siete habitantes por kilómetro cuadrado a mediados del siglo pasado y hoy en día triplica esa tasa, según la información publicada en el diario Expansión.

Pero por si esto fuera poco, la misma FAO advierte que dentro de veinte años, en la Tierra convivirán cerca de diez billones de personas. Esto nos hace pensar que, si hoy en día ya es una tarea complicada el generar suficientes alimentos, en un futuro próximo será imposible, sencillamente porque no contaremos con los recursos naturales, energéticos y logísticos para conseguirlo.

Respeto a la biodiversidad y al ecosistema

En ese sentido, parece que la producción sostenible es el modelo a seguir y que poco a poco se va asentando en los países desarrollados. Hablamos de que casi la mitad de los recursos que tenemos a nuestra disposición van destinados a la producción agroalimentaria y, por tanto, se ha de cuidar la cadena desde el primer eslabón hasta el último para optimizarlos.

Una de esas claves, sin duda, es la agricultura. En el campo de la sostenibilidad, la agricultura ha de focalizarse en conocer sus límites y posibilidades para maximizar cualquier tipo de acción dentro su proceso natural. Plantea el uso inteligente de la biodiversidad, el agua, la tierra y las tecnologías disponibles, para sacar el máximo partido a las plantaciones sin que esto suponga un hándicap en relación con los recursos.

Entre otras prácticas se distribuyen los cultivos en zonas donde su crecimiento de manera natural sea más eficiente, se maximice el aprovechamiento de recursos gratuitos del terreno (desniveles, temperatura…) y una larga lista de acciones en ese sentido.

Productos de proximidad como fuente de naturaleza

Bajo esa premisa, parece evidente que confiar en los productos de proximidad, “los de km 0” es garantía de sostenibilidad. Son los pequeños agricultores y productores que, alejados de las enormes industrias de la generación masiva de alimentos, nos garantizan un proceso respetuoso con el ecosistema y lo que no es menos importante, una buena calidad del producto.

Cualquiera de las recetas de Santa Teresa, como por ejemplo los gazpachos o las cremas, cuentan con ingredientes naturales que llegan directamente los productores, en muchos casos de nuestro ámbito regional. Eso nos garantiza que te podamos ofrecer productos de una calidad insuperable.

Los beneficios de los alimentos sostenibles en nuestro organismo

Tal y como te explicábamos en la introducción, somos lo que comemos. Por eso alimentarnos bien es tan importante y la elección de los productos adecuados es fundamental para conseguirlo.

Porque este es otro aspecto que entra en juego cuando hablamos de alimentación sostenible. Como ya hemos hablado en artículos anteriores, cada vez son más los productos en el mercado de baja calidad y fácil consumo que, gracias a potentes campañas de marketing y precios reducidos, acaban siendo solución fácil para muchas personas. Sin embargo, suelen ser fuentes de mala alimentación y que, con sus azúcares añadidos, materia grasa y aditivos, fomentan afecciones como la obesidad.

El ciclo de la sostenibilidad comienza con un pequeño gesto y por eso, te invitamos a que te subas a este tren que es tan necesario para el futuro del planeta. Tal vez pasarte por nuestras tiendas, físicas y tienda online, sea un buen primer paso.