Ventajas de tomar dulces con moderación – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+4,95€).

¿Recogida en tienda?


Ventajas de tomar dulces con moderación

 

En Santa Teresa llevamos décadas elaborando variados y diferentes productos. Algunos como los gazpachos, las cremas o las ensaladas están teniendo una gran acogida en los últimos años, pero sin duda, el nombre de nuestra familia te sonará a dulce.

Y es que desde que naciera este sueño a mediados el siglo XIX esa ha sido nuestra seña de identidad. Las Yemas de Santa Teresa son nuestro origen y un icono de nuestra gastronomía, y son muchas las recetas de chocolates, galletas y otros dulces que hemos elaborado a lo largo de todo este tiempo.

Sin embargo, muchas personas tienen la conciencia de que son uno de los principales culpables de la obesidad. Pero, ¿realmente esto es así? Si sigues leyendo, tal vez te cuestiones algunos malos conceptos acerca del consumo de este tipo de alimentos.

Hoy en el blog de Santa Teresa vamos a contarte qué beneficios tiene para nuestro cuerpo tomar dulces de vez en cuando y con moderación. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo utiliza el azúcar nuestro organismo?

El azúcar es un componente importante de nuestra dieta y necesario para un correcto funcionamiento de nuestras capacidades físicas y cognitivas.

El azúcar se metaboliza en el hígado y se convierte en glucosa, que es la principal fuente de energía para el cuerpo. Esta se transporta a las células a través de la sangre y es utilizada para dar soporte a cada uno de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo.

Forman parte del grupo de los hidratos de carbono que se asimilan con facilidad, por eso cuando los consumimos podemos notar como nuestra energía aumenta. Por ejemplo, los deportistas suelen tomar nuestro Membrillo Santa Teresa en el momento en el que necesitan recuperar fuerzas para seguir compitiendo al máximo nivel.

Beneficios del consumo moderado de dulces

Los dulces tienen un gran impacto en nuestro estado de ánimo. A todos nos gusta su sabor de vez en cuando y producen una estimulación de la producción de dopamina, serotonina y otros neurotransmisores que nos ayudan a sentirnos mejor.

Por otro lado, como ya te hemos ido señalando, tomar dulces nos ayuda a tener un buen ritmo de vida, sobre todo en momentos de máximo estrés o altas exigencias de rendimiento.

También se ha demostrado que el azúcar ayuda a mejorar la memoria a corto plazo. De hecho, el azúcar es tan eficaz como la cafeína para mejorar la memoria y la capacidad de concentración.

¿Podemos tomar dulces todos los días?

Aunque los dulces son un bocado muy apetecible, es importante consumirlos con moderación. De hecho, el exceso de azúcar puede ser perjudicial para la salud. Sin embargo, esto no significa que debamos eliminar los dulces de nuestra dieta por completo. Al contrario, una dieta equilibrada debe tener presentes todo tipo de nutrientes y esto también incluye a los dulces.

Puede que te sorprenda, pero tomar dulces una o dos veces a la semana puede ser beneficioso para nuestra salud. Sí, has leído bien: en pequeñas dosis, los dulces no solo no son dañinos, sino que pueden ayudarnos a mantenernos saludables.

Un estudio de la Universidad de Boston reveló que las personas que los consumían con esa frecuencia tenían un 26% menos de probabilidades de morir prematuramente que aquellas que no los tomaban. Esto se debe a que, si bien los dulces son altos en azúcares, algunos también contienen nutrientes esenciales, como vitamina C, calcio y ácido fólico.

¿Qué dulces son más saludables?

Si sigues con asiduidad nuestro blog sabrás que el discurso de Santa Teresa es claro y tajante: consume siempre alimentos con ingredientes naturales y de calidad. Recuerda que somos lo que comemos. Esto, por supuesto, se hace extensible a cualquier tipo de dulce.

Como en cualquier ámbito de la industria alimentaria, existen productos elaborados para captar la atención del consumidor descuidando su salud. Para que esto no nos ocurra, basta con fijarnos en la lista de ingredientes.

La próxima vez que compres una cajita de Yemas de Santa Teresa, fíjate en el etiquetado. Nuestro producto más icónico se elabora tan solo con huevos y azúcar. Las listas cortas de ingredientes nos garantizan que no estamos ingiriendo ningún tipo de conservante u otros aditivos que alteren su calidad.

Esto lo podemos hacer extensible a todos los demás, como el Membrillo Santa Teresa (fruta fresca de membrillo, azúcar y zumo de limón) o el Turrón de coco (coco, leche, azúcar y chocolate), por ejemplo.

Por tanto, no dejes pasar la oportunidad de darte un capricho de vez en cuando. Lleva una vida sana, practica deporte y disfruta de lo mejor de la gastronomía.

Te invitamos a darte una vuelta por nuestra web o tiendas físicas para que conozcas nuestra amplia gama de dulces.

Yemas de Santa Teresa y otros dulces