Adecúa tus menús a la llegada del calor – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


Adecúa tus menús a la llegada del calor

 

Quedan pocas semanas para el 21 de junio, para muchos la época más esperada del año. Ya tenemos aquí el verano y, con él, la vuelta de las altas temperaturas, las vacaciones y el cambio de rutinas. Esto, por supuesto, también afecta nuestra alimentación.

El ritmo de vida es muy diferente al de otras estaciones. Pasamos más tiempo en la calle, nos movemos más y nuestro cuerpo tiene otras necesidades en el ámbito de la nutrición. Por eso modificamos nuestros menús. El organismo nos pide el consumo de productos más ligeros y frescos, que sacien nuestra sed y no nos hagan sentir pesados.

Además, nos apetece menos estar en la cocina y optamos por recetas fáciles que no lleven mucho tiempo de preparación. En este nuevo artículo de Santa Teresa queremos ayudarte en esta labor de adaptación al calor, con algunos consejos y claves que te serán muy útiles.

¿Cómo afecta el calor a nuestro cuerpo

Tienes que saber que el cuerpo humano se adecúa a las variaciones de temperatura externa. Cuando nota que el calor aumenta, reacciona bombeando más sangre y el resultado es la sudoración, que es el mecanismo preparado para refrescarnos. Por eso cuando hacemos deporte y aumentamos el ritmo cardiaco, sudamos más. El problema viene cuando se destina más sangre a esta función que al resto del cuerpo, lo que puede conllevar situaciones tan desagradables como los llamados golpes de calor. Las náuseas, el dolor de cabeza, los sangrados y moratones pueden ser síntomas de que algo no va bien.

¿Cuál es la solución? Ayudar a nuestro cuerpo a refrigerarse. Vamos a contarte cómo puedes hacerlo a través de la alimentación.

La alimentación como arma frente a las altas temperaturas

Igual que en invierno nuestra gastronomía nos regala muchas posibilidades de encontrar platos con grandes dosis de calorías y que además entonan nuestro cuerpo, en los meses cálidos tenemos lo propio para lograr el efecto contrario.

Las frutas y verduras ejercen su reinado en esta época, ya que sus beneficios son infinitos. Los productos frescos son fundamentales, pero ahora mucho más. Hay productos como los frutos rojos que nos ayudan a reducir la presión arterial, otros como el aguacate o la sandía que nos hidratan y por supuesto el tomate, que además es diurético. Si elegimos bien, podemos tener en la cocina un aliado clave para sobrellevar las altas temperaturas.

Siete consejos para adecuar tus menús al calor

 

 

Llega el momento de poner en práctica las soluciones. Estamos convencidos de que si lo intentas lo lograrás. Te presentamos algunas claves sencillas para que de una manera muy fácil puedas disfrutar de un verano más saludable y que te permita aprovecharlo al máximo.

  • Come de cinco a siete veces al día. No hagas comidas copiosas y que supongan digestiones pesadas, son poco llevaderas con el calor.
  • Consume los platos fríos o semifríos, evita los platos calientes que generarán más calorías y por tanto más calor. Usa las legumbres, las hortalizas y los cereales pasta y arroces en ensaladas.
  • Hidrátate, bebe mucha agua. Si lo recomendado es consumir 2 litros de agua al día, con el calor la cantidad aumenta. Te proponemos que tomes alimentos con altos contenidos en líquidos, como sopas frías, gazpachos, salmorejos o cremas. Son una buena elección para esos días de calor y aportan todos los nutrientes vitaminas y minerales que necesitamos.
  • Aprovecha la temporada de las frutas. Con el calor la gama de frutas y verduras que alcanzan su punto de maduración es mucho más amplia. Empléalas en las comidas no solo como postres sino también como condimentos y guarniciones.
  • Evita las grasas saturadas y sustitúyelas por monoinsaturadas o poliinsaturadas, en forma de aceites, sobre todo aceite de oliva virgen, frutos secos y pescados.
  • Apuesta por las ensaladas y platos con verduras, cereales y proteínas vegetales y animales. Cuanto mayor sea la gama de colores del plato más nutrientes aportarán.
  • Consume las frutas y verduras con piel, son fuente de fibra y regulan el tránsito intestinal. Las verduras crudas son fuente de vitaminas, pero cuidado con algunas ellas, ya que presenta sustancias que pueden ser dañinas para el organismo e incluso pueden disminuir la absorción de otros nutrientes. Es el caso de las patatas o las espinacas.

Productos Santa Teresa que puedes incluir en tu dieta veraniega

 

 

Las recetas de Santa Teresa son perfectas para cumplir las claves que te hemos dado. Sabes que nuestro objetivo es tu bienestar y por ello, llevamos casi dos siglos apostando por productos frescos, sanos y llenos de sabor.

¿Qué hay más apetecible con la llegada del calor que un buen gazpacho. Si no lo has probado, el nuestro te encantará. Estamos seguros porque lo elaboramos con los mejores productos de la huerta, que nos llegan directamente del agricultor. Además, utilizamos aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez que le dan un toque maestro. Por el mismo camino encontramos al Salmorejo Santa Teresa, respetando la receta tradicional andaluza y que es un entrante muy completo.

Pero hay mucho más. Cremas de verduras, pasteles frescos, hummus, legumbres…Solo tienes que visitar nuestra web o pasarte por una de nuestras tiendas y degustar el producto que prefieras. El verano está a la vuelta de la esquina y queremos que lo disfrutes con nosotros.