TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío.

¿Recogida en tienda?


Rutinas saludables que te harán vivir mejor

 

La sociedad que hemos construido está sometida a situaciones de presión constante que cada vez hacen más difícil la vida en plenitud. De lunes a viernes, desde que abrimos los ojos hasta que volvemos a la cama, nos enfrentamos a una vorágine de obligaciones, imprevistos y rutinas que nos van asfixiando de manera progresiva.

Está en nuestra mano poner una pausa y ajustar el tempo del día a día a nuestro ritmo natural. Los humanos, como cualquier otro ser vivo, no estamos hechos para afrontar situaciones de estrés de manera constante. Una buena alimentación, ejercicio físico, descanso de calidad y el cariño de los nuestros, nos ayudará y mucho en mejorar nuestro bienestar. Te contamos cómo puedes conseguirlo. ¿Nos acompañas?

El estado de salud mundial en números

Según estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud, desde el año 2018 han aumentado en un 35% las visitas a psicólogos y en un 25% el consumo de ansiolíticos. Esto se traduce en que la depresión es la mayor afección de salud mental de hoy en día, afectando a unas cifras que se aproximan a los habitantes de un país como Estados Unidos o Brasil. Del mismo modo, apuntan que el 40% de la población de todo el mundo padece algún desorden de sueño.

En términos de nutrición, la OMS advierte que el 39% de los adultos tienen sobrepeso y el 14,5% obesidad. Si hablamos de niños y adolescentes, estas cifras alcanzan los 340 millones.

Alimentación sana y variada

 

 

Nuestra dieta, la mediterránea, es la más vanagloriada del mundo porque contiene todo tipo de alimentos y, por ende, tiene un alto valor nutricional. Inclinarnos por dietas restrictivas puede provocar desequilibrios importantes en nuestro organismo. La clave está en comer de todo y hacerlo bien. Aquí van algunas pautas:

  1. Consume grasas de calidad. Utiliza aceite de oliva virgen para crudo y para cocinar. Rico en ácidos oleicos, grasas monoinsaturadas, vitamina E y antioxidantes. Introduce en tu dieta grasas monoinsaturadas y poliinsaturados, omega 3 presente en pescados y mariscos y omega 6., frutos secos, huevos, aguacate y cereales integrales. Todos ellos presentan beneficios sobre la salud cardiovascular y en el control del colesterol.
  2. Consume fibra. La fibra regula el metabolismo digestivo, evitando el estreñimiento, controla los niveles de azúcar en sangre y tiene un alto poder saciante, para el control de la ansiedad. Consume tres raciones de frutas y dos de verduras al día manteniendo la piel, en ella están la mayoría de las vitaminas y minerales y tiene un alto contenido en fibra.
  3. Toma legumbres con cereales, mejorando así el valor biológico de sus proteínas vegetales. Añade vitamina C para favorecer la absorción del hierro presente en las legumbres.
  4. Realiza cinco comidas al día. Evita períodos largos sin comer para prevenir bajadas de glucosa en sangre. Estas situaciones son precursoras de alteraciones metabólicas entre otras la diabetes mellitus tipo 2.
  5. No picotees, toma frutos secos, frutas entre las comidas y mastica bien los alimentos. Come despacio sentado y con tiempo, de esta manera ingerirás menos cantidad y te saciarás antes.

Rutinas sanas para descansar mejor

 

 

Descansar garantiza una buena función cerebral, reduce la depresión (provocando la liberación de melanina y serotonina), ayuda a perder peso, mejora la memoria y protege el corazón entre otros muchos beneficios. Por eso el sueño y los momentos de relajación son tan importantes en el día a día. Puedes conseguirlo así:

  1. Estírate. Conocidos son los aspectos positivos que nos aportan el yoga y el pilates. Entre otros, reducen los dolores y las lesiones.
  2. Practica la meditación. Presenta beneficios demostrados científicamente con respecto al control de la ansiedad y el estrés.
  3. Practica deporte. ¿Quieres relajar tu mente? Ponte las zapatillas y sal a la calle. Mejora la presión arterial, libera endorfinas y te ayuda a controlar tu respiración.
  4. Échate la siesta. Veinte minutos de sueño nos ayudan a recargar pilas y afrontar mejor el resto del día.
  5. Mantén una rutina de sueño. Acuéstate a la misma hora, aléjate de los aparatos electrónicos y realiza las mismas acciones antes de ir a dormir. Estarás diciendo a tu cuerpo que llega el momento del descanso.

¿Hace cuánto que no das un abrazo?

Está demostrado de manera científica que el calor humano nos aporta grandes dosis de salud. Habla con tus amigos, disfruta de un café junto a ellos, ve al cine, sal a pasear. Sonríe, abraza, besa, ríe.

La felicidad se encuentra en pequeños momentos a lo largo de nuestra vida y muchos de ellos los compartimos con otras personas. En estos tiempos tan difíciles nos necesitamos los unos a los otros, por eso, y respetando las circunstancias, te invitamos a relacionarte con los que más quieres. Sin duda, es en ellos donde encontramos el verdadero bienestar.