Alimentos recomendados para sentirnos bien en verano – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+4,95€).

¿Recogida en tienda?


Alimentos recomendados para sentirnos bien en verano

 

El verano es una época muy especial. Si de septiembre a mayo nuestras rutinas son similares, cuando llega el calor de manera continua todo cambia. Entre otras cosas, nuestros horarios laborales son diferentes, los niños pasan más tiempo en casa y hemos de tener más controlado el tipo de actividad deportiva que practiquemos. Además, los encuentros sociales son mucho más habituales y focalizados en el disfrute gastronómico. Todo esto dota de todavía más importancia a la alimentación. Por supuesto, nuestro cuerpo no es ajeno a estas variaciones y nuestros menús diarios han de ser acordes a estas.

En este artículo del blog de Santa Teresa queremos explicarte qué le ocurre a nuestro cuerpo durante los meses de verano y qué alimentos son más interesantes para mantenernos nutridos e hidratados, sin perder de vista la diversión en la mesa.

¿Qué cambios se producen en nuestro organismo durante el verano?

Del mismo modo que el calor afecta a los materiales como la madera o el metal, a las plantas y flores o a los alimentos, nuestro cuerpo se ve sometido a ciertas modificaciones que hemos de tener en cuenta. Una de ellas es el sueño, ya que las altas temperaturas nocturnas en muchos casos impiden que durmamos de forma adecuada y por el contrario, se facilitan las largas siestas, que aunque nos puedan gustar, no son del todo recomendables porque contribuyen a modificar nuestras rutinas de descanso.

A medida que suben las temperaturas, nuestro cuerpo trabaja para equilibrar el calor. De ahí el aumento de la frecuencia cardiaca y la producción de sudor que no busca otra cosa que enfriarnos.  Cuando se llega a un punto crítico, los temidos golpes de calor, es porque el organismo no puede hacer frente al aumento de las temperaturas y colapsa.

Estos efectos son más habituales en personas que no realizan ningún tipo de actividad física, con obesidad o debilidad física. Por tanto, hemos de actuar para ayudar a minimizar estos síntomas y la alimentación es una aliada para lograrlo.

¿Qué comer para sentirnos bien en verano?

Una vez que sabemos cuál es el principal déficit que sufre nuestro cuerpo durante el verano, parece más sencillo determinar qué alimentos nos harán sentir mejor en estos meses, de modo que podamos afrontar las nuevas situaciones sociales y laborales con mayor respaldo. Al menos en Santa Teresa, donde nuestro objetivo es tu bienestar, lo tenemos claro. Aquí van algunos consejos que te ayudarán:

Disfruta de los productos de temporada

El verano es una época magnífica para aprovechar la gran variedad de alimentos que están en su punto óptimo de consumo. Es el momento de frutas como la sandía, el melón, el melocotón o la pera; de verduras como el tomate, la lechuga o el pimiento y de pescados como el bonito, la caballa o el cabracho.

¿Aún no has probado nuestro Pastel de Pescado Santa Teresa?

Mantente hidratado a través de los alimentos

No solo de agua vive el hombre, podemos hidratarnos a través de productos y recetas que además nos aportarán nutrientes. Los Gazpachos y Salmorejos Santa Teresa son una alternativa perfecta para refrescarnos e incluirlos en nuestros menús estivales. Al estar elaborados con ingredientes cien por cien naturales, sin aditivos y de la máxima calidad, no solo combatiéremos las altas temperaturas, sino también disfrutaremos de dos de las recetas más populares del verano.

Consulta aquí toda nuestra gama de Gazpachos y Salmorejos

Evita las comidas copiosas e incluye alimentos verdes

Es muy tentador darnos caprichos gastronómicos o participar en eventos sociales, como barbacoas o cenas de verano, que nos aportan muchas más calorías de las que necesitamos. Esto tiene muchos puntos negativos, no solo el hecho de que aumentaremos de peso. También estaremos aportando más calor al organismo, que es justo lo que queremos evitar.

Pero no se trata de pasar hambre, sino de escuchar a nuestro cuerpo y alimentarnos de una manera sana. Cuando tengamos hambre, por supuesto, hemos de comer. Para alejarnos de helados, productos ultraprocesados o refrescos, tener en nuestra nevera fruta fresca para picotear puede ser una gran idea. También añadir ensaladas a cada una de nuestras comidas nos ayudará a sentirnos más saciados. No hay que olvidar que las calorías que tiene una lechuga en proporción a su volumen son mínimas en comparación, por ejemplo, con una bolsa de patatas fritas.

Repollo, manzana y puerro. Suena bien, ¿verdad? Es nuestra ensalada Boreal, ¿la conoces?

Cuidado con las calorías vacías

Por último, te hablamos de las bebidas clásicas del verano, sin duda uno de los puntos a los que es más difícil renunciar. En Santa Teresa no somos de prohibir nada, podemos tomar cualquier alimento, siempre que lo hagamos con moderación. Pero no queremos dejar pasar la oportunidad de recordarte que el vino, los refrescos, los cócteles y las cervezas contienen calorías vacías. ¿Qué quiere decir esto? Que son productos que no nos brindan ni vitaminas, ni fibra, ni cualquier otro nutriente esencial para nuestro cuerpo, pero que su consumo excesivo puede llevarnos a la obesidad. No te pedimos que renuncies a esa terracita con amigos, pero sé consciente de lo que estás tomando y actúa en consecuencia.

Estas son tan solo algunas pautas, que como ves, nos abren un gran abanico de posibilidades para disfrutar de una manera sana del verano. Ahora depende de ti sacarlas el máximo partido.