TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío.

¿Recogida en tienda?


Curiosidades que no conocías de Santa Teresa de Jesús

 

Este viernes, como cada año, se celebra uno de los días más importantes de la ciudad de Ávila: el día de La Santa, o lo que es lo mismo, la onomástica de Santa Teresa de Jesús. Sin duda uno de los personajes más influyentes de la historia de nuestro país, no en vano, es Doctora de la Iglesia, insigne escritora y una de las grandes maestras de la vida espiritual.

Por eso hoy hemos querido profundizar más en su figura para mostrarte algunos de los datos menos conocidos de la santa que da nombre a nuestra familia y si mientras lees lo maridas con unas Yemas, mejor que mejor.

No es la única patrona de Ávila

Uno de los principales errores que comenten los abulenses y los foráneos es considerar a Santa Teresa de Jesús como la única patrona de Ávila, pero nada más lejos de la realidad. Este título lo ostenta también la Virgen de la Soterraña, cuya imagen se encuentra en la basílica de San Vicente.

Santa Teresa y los Cuatro Postes

Seguro que te suena la frase “de Ávila, ni el polvo” que se le atribuye a Santa Teresa, cuando siendo niños, ella y su hermano decidieron partir a tierras moras para someterse al martirio. En la memoria popular se dice habitualmente que ese suceso aconteció en los Cuatro Postes, pero se trata de un error. Este icónico monumento se levantó en el año 1566, mientras que la Santa nació en 1515. De ser así, tendría cincuenta años y por tanto, la teoría no se sostiene.

Pero ¿qué había allí antes? Según los datos existentes, se presume que el consejo de la ciudad decidió establecer allí un humilladero para facilitar el trayecto de las romerías hacia la ermita de San Leonardo, que se levantaba en el pueblo de Narrillos. Es probable que fuera allí donde Santa Teresa pronunciara esas palabras.

La historia de las Yemas de Santa Teresa

El origen de las yemas como postre dulce se desconoce, pero parece claro que estaba asociado a la repostería de los conventos.

Lo que sí es seguro es que hace casi dos siglos, en la emblemática pastelería LA FLOR DE CASTILLA 1860, origen de nuestra centenaria empresa ya se preparaban las auténticas Yemas de Santa Teresa, bautizadas así como homenaje a Santa Teresa de Jesús. Elaboradas como sabes con yema de huevo, azúcar y todo el cariño que siempre ponemos a nuestras recetas,

hoy en día las Yemas de Santa Teresa están presentes en medio mundo y de la mano de Santa teresa se han convertido en uno de los dulces más reconocidos de la marca España.

Fue sometida a juicio por la Inquisición

¿Quién dijo que las santas no podían sufrir ante el temido Tribunal de la Inquisición? Esto, al menos, le pasó a Teresa. Por motivo de los libros que publicó, fue llamada a dar testimonio ante los jueces de la Iglesia. Fue interrogada, amenazada y estuvo a punto de ir a prisión, aunque finalmente este hecho no se produjo.

Además, la famosa princesa de Éboli también la denunció ante el Tribunal, por no permitirla ingresar en las Carmelitas, pero finalmente, no prosperó.

Fundó 16 conventos en 20 años

Su trabajo para la expansión de la fe fue incuestionable y eso alcanza también la fundación de nuevos conventos. Partió de uno pequeño en Ávila que compartía junto otras cuatro religiosas y a partir de ahí recorrió distintas zonas de la península realizando dicha labor. De norte a sur, Santa Teresa fundó conventos en la propia Ávila, Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos.