TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío.

¿Recogida en tienda?


Planta tu propio árbol de membrillo

 

Las últimas semanas de septiembre traen consigo el inicio de uno de los momentos más esperados por Santa Teresa, la temporada del membrillo. Es una fruta muy versátil y que ofrece multitud de beneficios para nuestro organismo. Tanto es así, que hasta los deportistas de élite incluyen membrillo como un elemento clave en sus dietas para alcanzar el máximo rendimiento.

Pero además, la recolección del membrillo es todo un arte. Durante generaciones, esta rutina se repite en muchos lugares de España, convirtiéndose en una tradición para miles de familias. Hoy vamos a enseñarte cómo puedes plantar tu propio árbol de membrillo y algunas notas sobre el proceso de recolección de esta fruta tan nuestra. ¿Nos acompañas?

Orígenes y propiedades del membrillo

Los primeros indicios de la inclusión del membrillo en la dieta datan de la antigua Grecia. Era el símbolo del amor y de la fecundidad y por eso la tradición marcaba que los recién casados debían de consumirlo como tributo a Afrodita. Hoy en día, los países mediterráneos, incluido el nuestro y los del sur de Sudamérica son los principales productores.

Pero, ¿por qué es tan bueno el membrillo? El membrillo Santa Teresa es una fuente de energía con la que muy pocos alimentos pueden competir. Al ser un alimento que se digiere con facilidad, la asimilación de energía es casi inmediata. De ahí la razón de ser usado por deportistas para lograr esfuerzos de explosión, por ejemplo, los ciclistas o atletas de fondo.

La fruta del membrillo como tal, aporta vitamina A, C y distintas variantes de la B. También minerales como potasio, fósforo, hierro, calcio y sodio. Ayuda a regular el colesterol en las personas que tengan niveles altos, combate la retención de líquidos, la hipertensión y e incluso la tos seca.

El árbol del membrillo 

 

El membrillo es considerado un árbol de tamaño medio, pero eso no quiere decir que lo podamos plantar en una maceta de la terraza. De hecho, puede alcanzar hasta seis metros de altura en algunas ocasiones. Por ello, te recomendamos que lo plantes en un jardín o patio amplio. Su aspecto es frondoso, con muchas ramas con hojas con tonos verdes profundos y que en primavera se llenan de flores rosas.

Debido a su origen, requiere climas templados, con mucha luz y aire. Está preparado para las temperaturas bajas, pero sufre ante los cambios drásticos.

En cuanto al riego y los cuidados, no es excesivamente exigente, siempre que el terreno sea fértil y lo mantengamos húmedo en tiempos de sequía. Eso sí, hay que tener paciencia, ya que un árbol de membrillo tardará casi cinco años desde que es plantado en dar el primer fruto.

¿Cómo plantar un árbol de membrillo?

Te resumimos en breves pasos lo que necesitarías para plantar tu árbol de manera correcta:

  • Escoge un lugar amplio y a largo plazo que permita el desarrollo del árbol. Evitemos la realización de trasplantes futuros.
  • Acondiciona la zona, eliminando malas hierbas y oxigenando el suelo Prepara un hueco de al menos medio metro cuadrado.
  • Abona el agujero y humedécelo.
  • Finalmente, se coloca la planta a una profundidad de medio palmo y cúbrela de tierra.
  • Si vas a plantar más de un árbol, separa los espacios al menos cinco metros.

¿Cómo se recolecta el membrillo? 

 

Como te comentábamos al inicio de este artículo, en septiembre comienza la temporada de recolección del membrillo. Este alcanza su punto óptimo de maduración con los últimos rayos de sol del verano y termina aproximadamente en noviembre.

Sabremos que ha llegado el momento cuando adquieran su característico color amarillo.

El membrillo Santa Teresa

Para nosotros el membrillo es un auténtico manjar del que disfrutar en esta época del año. Nos lleva acompañando muchas décadas y se ha convertido en todo un icono de nuestra familia. Trabajamos directamente con los agricultores que seleccionan para nosotros lo mejor de sus campos.

Y a partir de esa fruta fresca se elabora la auténtica carne Membrillo Santa Teresa, siguiendo la receta tradicional y un proceso totalmente artesanal para llevarlo a tu mesa en diferentes formatos (en el tradicional taco, en lonchas, para untar…) y como ingrediente de otros productos como las riquísimas Pastas de Membrillo