¿Qué efecto tienen los platos de cuchara en nuestro organismo? – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


¿Qué efecto tienen los platos de cuchara en nuestro organismo?

 

El otoño y el invierno tienen muchas cosas buenas. El tono bucólico en los parques, los paseos bajo la lluvia, los gorros y bufandas, dormir abrazados y, por supuesto, la comida. Y es que, en los meses más fríos del año, hay platos que aún sencillos, son un placer saborearlos cuando las temperaturas son bajas. Hablamos de los platos de cuchara como sopas, purés, consomés o cremas, que, aun pudiéndose disfrutar en cualquier estación, es ahora cuando más apetecen.

Hoy en el blog de Santa Teresa queremos explicarte todos los beneficios que tienen los platos de cuchara y por qué le sientan tan bien a nuestro organismo cuando el frío acecha. De modo que, ya sabes, abrígate que empezamos.

¿Cómo influyen las bajas temperaturas a nuestro cuerpo?

Seguro que has vivido la siguiente situación alguna vez. En tu infancia o adolescencia volvías a casa en un día con un viento helador recorriendo las calles. Cruzabas la puerta y tus abuelos o padres te esperaban con un buen puchero en la mesa. La sensación que sentías al llevar la cuchara a la boca era sencillamente reconfortante.

Y tiene mucho sentido. Nuestro cuerpo, cuando experimenta una temperatura inferior a la normal, nos pide elevarla a través de la ingesta de productos calientes, en un proceso denominado termogénesis. Dicho proceso nos ayuda a generar calor a través del metabolismo.

¿Hemos de comer más en otoño y en invierno?

Seguro que has vivido la siguiente situación alguna vez. En tu infancia o adolescencia volvías a casa en un día con un viento helador recorriendo las calles. Cruzabas la puerta y tus abuelos o padres te esperaban con un buen puchero en la mesa. La sensación que sentías al llevar la cuchara a la boca era sencillamente reconfortante.

Y tiene mucho sentido. Nuestro cuerpo, cuando experimenta una temperatura inferior a la normal, nos pide elevarla a través de la ingesta de productos calientes, en un proceso denominado termogénesis. Dicho proceso nos ayuda a generar calor a través del metabolismo.

Beneficios de los platos de cuchara

 

 

España es uno de los países, tal vez junto a algunos asiáticos como Japón, donde los platos de cuchara cobran más relevancia en su gastronomía. Todas las regiones pueden presumir de al menos una receta de este tipo que ha pasado de generación en generación. ¿Y por qué sucede esto? Aquí van algunos de sus muchos beneficios que te convencerán de lo atractivos que son.

  • Se elaboran con productos sanos: las cremas, como las que cocinamos en Santa Teresa, las sopas o legumbres, tienen como principales ingredientes, productos de origen vegetal. La presencia de grasa o no, es algo optativo. Ya que, por ejemplo, podemos tomar unas buenas lentejas sin nada de carne o una sopa con caldo de pescado y no de pollo.
  • Grandes aportes nutricionales: ante la posibilidad de incluir distintos ingredientes en cada plato de cuchara, el abanico nutricional que se nos abre es enorme. Por ejemplo, nuestra Crema de Calabaza Santa Teresa (link) lleva también zanahoria, puerro o patata entre otros ingredientes. Por tanto, en un solo cuenco de esta receta estaremos disfrutando de todo el potencial de cada una de esas verduras. En total suma 48 kcal por cada 100 gr de producto, con lo que además encaja a la perfección en una dieta sana.
  • Muy fáciles de preparar: la mayor parte de los platos de cuchara son muy sencillos de cocinar. Nos permiten ahorrar tiempo, ya que se pueden dejar preparados durante el fin de semana e irlos consumiendo. Además, nosotros te ofrecemos nuestros propios platos preparados que se elaboran con ingredientes cien por cien naturales, sin ningún tipo de aditivos y con el toque maestro del aceite de oliva virgen extra.
  • Distintos sabores y texturas: tal vez el éxito de este tipo de recetas sea su versatilidad. Como dice el refrán, para gustos los colores, y las sopas, cremas o purés nos permiten jugar de mil formas para conseguir el sabor que más nos agrade. Los diferentes productos darán distintas texturas que nos permitirán disfrutar de muchas formas de lo mejor de las verduras, carnes o pescados. Solo es cuestión de probar y disfrutar.