Receta de Milhojas de Membrillo y foie con gelatina de PX – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


Receta de Milhojas de Membrillo y foie con gelatina de PX

por Santa Teresa Gourmet Recetas

Combina el auténtico sabor de la fruta y del foie en un mismo bocado. Una original receta que puedes acompañar con unas tostas de pan o disfrutarlo untado. ¡Manos a la obra con estas milhojas!

Ingredientes

Para la milhojas:

Para la gelatina de PX:

  • 300 ml de vinagre Pedro Ximénez
  • 2 hojas de gelatina
  • 30 gr de azúcar
  • 2 gr de pimienta negra en grano

Elaboración

1. Para preparar esta receta con membrillo, lo primero que haremos será trocear el Membrillo Santa Teresa y el foie en láminas de medio centímetro.

 

2. Por otro lado, vamos forrando un molde cuadrado con papel film y comenzamos a formar nuestra milhojas haciendo una capa con el foie, a continuación, otra con Membrillo Santa Teresa y así repetiremos tres veces. Una vez terminado la milhojas la filmaremos con papel y ponemos algo de peso encima para que se compacten las capas. Reservamos en frigorífico para más tarde.

 

3. Para preparar la gelatina, pondremos en un cazo el vinagre al Pedro Ximénez, el azúcar y los granos de pimienta a fuego medio-alto hasta llegar a ebullición. Esperaremos hasta que el azúcar se disuelva y se evapore el alcohol del vino. Mientras tanto, vamos hidratando la gelatina en agua fría. Una vez haya evaporado el alcohol y el azúcar haya disuelto bien, añadimos la gelatina.

 

4. A continuación, extenderemos la gelatina en una bandeja para conseguir un grosor de medio centímetro.

 

5. Para el montaje final del milhojas, desmoldaremos el foie y el Membrillo Santa Teresa y cortaremos unos cuadrados de la gelatina del mismo tamaño. Hemos de asegurarnos de que la gelatina queda encima de una de las capas del foie.

 

6. Por último, podemos decorar con unas hojitas verdes y con unas gotitas de vinagre al PX sobre el plato. ¡Y a chuparse los dedos!