TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

Este resumen del carrito no incluye ni gastos de envío ni descuentos que se reflejarán al continuar con el pago

¿Recogida en tienda?


Aprende a disfrutar de la comida

 

Sentarnos junto a nuestros seres queridos en una mesa y disfrutar de una buena gastronomía es, sin duda, uno de los mejores regalos que nos da la vida. Las culturas mediterráneas asociamos las festividades con la alimentación. No hay nada que no pueda ser celebrado con un brindis entre amigos.

Es muy importante cuidarnos, de eso sabemos mucho en Santa Teresa. Desde hace casi dos siglos nos despertamos cada mañana con el objetivo de mejorar tu bienestar, gracias a recetas y productos que, no solo son sanos, sino que además están riquísimos. Porque eso es lo importante, disfrutar. No podemos olvidar que comer bien no solo es comer sano, también es tener un momento de esparcimiento, relajación, risas y cariño. Hoy queremos ayudarte a que disfrutes un poco más de la comida, porque sí, hay que medir las calorías, pero también sentirnos bien mientras compartimos mantel.

La alimentación como vínculo social

Como te decíamos en la introducción, la alimentación es parte de nuestra forma de vida. Solo tienes que pensar en la cantidad de ocasiones en la que nos juntamos con amigos, familia o compañeros de trabajo frente a una mesa. Navidad, cumpleaños, cenas de empresa, festividades locales, bodas…La lista es infinita.

La psicóloga Sara Bujalance, presidenta de la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia, afirma que comer en familia mejora la relación entre la alimentación y los momentos agradables. No en vano, compartir cada día un rato con las personas que queremos generará un mayor vínculo entre nosotros, nos ayudará a desconectar y a comer de una manera más lenta.

 

 

En muchos lugares de España, las rutas de tapeo son tradiciones que van mucho más allá del mero consumo. Provocan la relación de personas, la liberación de endorfinas y la reducción de estrés. En ciudades como Burgos, León, Madrid, Sevilla, Córdoba, o nuestra querida Ávila, entre otras, saben mucho de eso.

Compra alimentos de calidad

Cuando nos referimos a calidad hacemos mención a conceptos como la frescura del producto, el proceso de preparado, la ausencia de aditivos o los ingredientes que contenga. Atendiendo a estos factores nos será más fácil disponer de alimentos de primer nivel con sabor y sin que esto suponga algo perjudicial para nuestro organismo.

En Italia se lleva comiendo pizza desde tiempos inmemoriales de manera habitual. Una pizza, por citar una receta, puede ser más o menos sana en función de cómo esté elaborada. La clave está en comer de todo, pero hacerlo bien. Está en tu mano apostar por la calidad, en Santa Teresa no tenemos dudas de que ese es el camino.

Busca el equilibrio: mens sana in corpore sano

Es tan sencillo como esto: tan importante es alimentarnos bien, como disfrutar de los grandes momentos que nos da la comida.

Solo es una pieza del complejo engranaje de la vida, que se ha de mover junto con otras como la práctica del deporte, la reducción del estrés o las relaciones sociales. Tenemos que volvernos un poco hedonistas y buscar la parte placentera de las cosas. De este modo, lograremos muchos momentos felices en nuestro día a día.

 

 

Algunos Tips Santa Teresa para disfrutar más de la comida

Para finalizar, queremos dejarte algunos pequeños consejos para que puedas poner todo esto en práctica:

  • Preocúpate de comer sano y con calidad, pero con gusto. Comer es un placer además de una necesidad, no te prives de disfrutar de la comida.
  • Mantén tu calidad de vida, no pienses continuamente en lo que vas a comer, hay tiempo para todo. Compra cerca de casa, en sitios de confianza, de esa manera aseguras que los productos tienen calidad y no pierdes tanto tiempo en desplazarte.
  • Organizarse está muy bien, pero de vez en cuando puedes saltarte las reglas. No seas excesivamente cuadriculado y estricto, porque si no lo cumples te sentirás mal.
  • Puedes llevar dietas hipocalóricas si lo necesitas, pero siempre bajo supervisión médica.
  • Queda con la gente y disfruta de su compañía. En nuestra sociedad, los eventos sociales giran alrededor de la gastronomía. Disfrutar de los tuyos con un menú saludable es posible.
  • No intentes controlar toda tu vida controlando solo tu alimentación.