Cómo alimentarnos bien sin renunciar a los compromisos sociales – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


Cómo alimentarnos bien sin renunciar a los compromisos sociales

 

La llegada del verano es sinónimo de buen tiempo y con este, la época del año donde más momentos compartimos con nuestros seres queridos. Es en los meses cálidos del año cuando nos apetecen más ese tipo de reuniones y, por lo general, todas están vinculadas en mayor o menor medida en la alimentación.

Ya sea para acompañar un día de piscina o una ruta por el campo, o bien, directamente barbacoas, tardes de terraza o cenas, nos exponemos a situaciones en las que estaremos tentados a comer en exceso y no de la forma más saludable.

Pero, ¿podemos hacer algo para cambiar la situación? Por supuesto que sí y en este artículo vamos a darte algunas sugerencias para que lo logres. Somos lo que comemos y en verano mucho más. En Santa Teresa tenemos claro que lo más importante es tu bienestar y disfrutar del verano sin renunciar a los compromisos sociales es mucho más fácil de lo que piensas. ¡Vamos a por ello!

¿Se come más en verano o en invierno?

Fisiológicamente hablando, en invierno necesitamos más alimento. Tal vez el factor más importante apunta a la regulación de nuestro organismo respecto a los factores ambientales de las épocas más frías. Por ejemplo, con la menor exposición a la luz solar (que favorece la segregación de melatonina) y el descenso de las temperaturas, el cuerpo necesita generar calor, de ahí que aumente la demanda de alimento. Además, pasamos mucho tiempo dentro de casa, con lo que la tentación de abrir la nevera para picotear es mucho mayor.

Entonces, ¿por qué se producen excesos en verano? La respuesta la encontramos en la idiosincrasia de las sociedades mediterráneas, donde la mayor parte de nuestro ocio está vinculado a celebraciones gastronómicas de cualquier índole y en los meses de calor, este tipo de eventos son más frecuentes. Con lo cual, si ponemos el foco en esta tesitura, podremos terminar el verano sin esos kilos de más que tanto daño nos hacen.

No renuncies a comer fuera de casa; da la vuelta a la situación

No, no estamos aquí para prohibirte nada, puesto que las prohibiciones no son sostenibles en el tiempo en cuestiones de alimentación. Si haces una dieta de manera forzada y que resulte para ti un auténtico sacrificio, tarde o temprano la dejarás.  Se trata de buscar alternativas sanas y apetecibles, para que una cena entre amigos no sea sinónimo de explosión calórica. Parece que asociamos este tipo de encuentros a ciertos alimentos o recetas, que no deja de ser un cliché que, como todos, se pueden cambiar.

Por supuesto podemos comer cualquier cosa, sí, pero siempre con moderación. No se trata de eliminar los postres, las carnes, las frituras o las salsas, si no de ser conscientes de lo que son y tomarlas en su justa medida.

¿Cómo buscar alternativas sanas para los compromisos sociales?

Tanto si acudes como invitado, como si actúas de anfitrión, siempre hay formas de comer de una manera saludable. En primer lugar, no hemos de perder de vista que somos lo que comemos, como te repetimos tantas veces desde Santa Teresa.  Esa es la mejor premisa para redibujar nuestros planes.

Pensemos, por ejemplo, que una barbacoa no siempre tiene que ser de carne. De hecho, en las zonas costeras, es muy común hacer pescados a la brasa o asar verduras a la parrilla. Del mismo modo que los refrescos no tienen por qué estar presentes. ¿Has pensado alguna vez en ofrecer a tus comensales Gazpacho Santa Teresa?  Una bebida sana, que eliminará nuestra sed y que además nos aporta multitud de nutrientes. No suena mal, ¿verdad?

Del mismo modo, podemos sustituir las salsas ultraprocesadas, otro foco calórico bastante habitual, por alternativas más ligeras e igualmente llamativas. Las cremas de verduras, el puré de patatas, el salmorejo o el hummus, pueden dar este toque extra a tus comidas, sin necesidad de ingerir las grandes cargas de aditivos de los aderezos industriales.

Consulta aquí nuestras cremas, salsas y purés

Di hola a los productos de temporada

Desde el año pasado hemos ido haciendo un seguimiento de los alimentos de temporada en cada uno de los meses del año. Y sin duda, el verano es la época donde más variedad de productos frescos tenemos a nuestra disposición.

Repasa aquí los productos de temporada de junio

El aguacate, la sandía, el tomate, la calabaza, la sardina y el atún, están en su mejor momento. ¿Qué mejor manera de darle un giro a tus cenas y comidas de verano que sacando partido a estos alimentos?  Con ellos y con la compañía de los tuyos, podrás seguir guardando recuerdos y alimentándote de una manera sana y equilibrada.