Cómo cocinar sano con las freidoras de aire – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+6,90€).

¿Recogida en tienda?


Cómo cocinar sano con las freidoras de aire

 

No podemos negar que nuestra gastronomía cuenta con riquísimas recetas de fritura como las croquetas, los buñuelos de bacalao, el pescadito del sur o las patatas bravas, por ejemplo, a los que es muy difícil decir siempre que no 😊. Pero la realidad es que, aunque de vez en cuando podamos darnos un capricho, no debemos abusar de esta forma de cocinar ya que la acumulación excesiva de aceite multiplica sus calorías y provoca digestiones más pesadas.

Y como ya sabes que nuestro objetivo es tu bienestar vamos a presentarte un electrodoméstico que puede ayudarnos a preparar muchas recetas alternativas a las tradicionales frituras, sin perder ni un ápice de sabor.

Hablamos de las freidoras de aire, de las que a buen seguro habrás escuchado hablar en los últimos tiempos, puesto que están alcanzando gran popularidad.  No solo nos dan la posibilidad de rebajar la cantidad de aceite, si no que además nos permiten cocinar multitud de alimentos saludables de una manera innovadora.

Pero, ¿sabes cómo funcionan? ¿De verdad logran freír sin aceite? ¿Cuál es el truco? ¿Qué recetas saludables podemos preparar en ellas? Sigue leyendo, porque todo esto, y mucho más, vamos a abordarlo en el artículo de hoy del blog de Santa Teresa.

¿Cómo funcionan las freidoras de aire?

La base de estos electrodomésticos es similar al de los hornos de convección, es decir, el aire caliente. Pero tienen algunas diferencias que modifican su funcionalidad. La primera es la uniformidad del flujo de corrientes, que posibilita que el contenido del aparato mantenga la misma temperatura durante todo el proceso. Por otro lado, su rapidez es mucho más alta que la de los hornos tradicionales ya que el espacio es mucho más pequeño y es mucho más fácil alcanzar las temperaturas óptimas.

En sí, lo que produce es un efecto de cocción que logra que las texturas de los productos se asemejen al proceso final de una fritura y, la realidad es que se acercan bastante.

¿Qué podemos cocinar con las freidoras de aire?

Además de poder “freir” con mucha menos cantidad de aceite los productos que hemos mencionado anteriormente, las freidoras de aire nos permiten disfrutar de otros alimentos, como el pescado, las verduras o la carne, como nunca las habías probado.

Así que vamos a recomendarte algunas recetas rápidas para que veas algunos ejemplos de los cientos de recetas saludables que podemos hacer con las freidoras de aire y que podrás complementar con entrantes o primeros platos tan saludables como los Gazpachos, Salmorejos o Cremas de Verduras Santa Teresa

Chips de verduras

Una opción muy sencilla son las chips de verduras, que se convertirán en una guarnición sana y alternativa a las tradicionales patatas fritas. Podemos elegir las que más nos gusten, por ejemplo, la berenjena, la calabaza, el calabacín o la propia patata que tendremos que cortar en láminas finas. Podemos agregar algún aderezo como queso rallado o ajo para dotarlas de un toque diferente o utilizarlas para dipear.

Coliflor y brócoli rostizados

Estas verduras tan recomendadas pueden dar un giro si las preparamos en la freidora de aire y que abran el hambre de sus acérrimos enemigos. Con solo unas gotas de aceite, sal y pimientas, obtendremos una textura rostizada, es decir, generaremos una costra externa muy crujiente, manteniendo todo su sabor concentrado en el interior, del mismo modo que si lo hiciéramos en un horno de leña. Además, es un plato que apenas tiene calorías.

Muslos de pollo al estilo cajún

Si te gusta la gastronomía del Luisiana te será muy sencillo disfrutar de su sabor en las freidoras de aire. La receta es fácil, tan solo tenemos adobar los muslos de pollo en especias cajún (paprika, pimienta, ajo en polvo, cebolla en polvo, tomillo, orégano y cayena) y cocinarlas durante veinte minutos a doscientos grados.

Salmón al limón

En menos de diez minutos podremos disfrutar de un plato de pescado crujiente y con gran sabor. Necesitaremos varias piezas de salmón bañadas en limón, a las que alternativamente podemos añadir una capa de harina integral. La textura resultante es muy atractiva y no superará las 300 Kcal para cuatro personas.

Rollitos de arroz y verdura

Para terminar, te planteamos una receta con toques asiáticos. Para realizar los rollitos necesitaremos obleas de arroz, arroz basmati, verduras variadas y curry para aderezar. Haremos los rollitos con la mezcla de arroz y verduras y los cocinaremos a ciento ochenta grados durante cinco minutos.