¿Cómo se hace el huevo hilado Santa Teresa? – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+4,95€).

¿Recogida en tienda?


¿Cómo se hace el huevo hilado Santa Teresa?

 

Ya está aquí la Navidad y sabemos que a ti, como a la familia Santa Teresa, te encantan estas fechas. Y no es para menos, las semanas que comienzan están llenas de buenos deseos y momentos para compartir con las personas que más queremos. Es una época para evocar todas esas cosas buenas que, a pesar de todo, nos ha dejado este año. Son fechas para celebrar, disfrutar y mirar con esperanza a los días que vendrán.

Y, por supuesto, la Navidad tiene sabor, porque la gastronomía es una de las piezas fundamentales de todas las celebraciones de diciembre. Hoy en el blog queremos hablarte de un producto que seguro que has disfrutado en muchos platos festivos y que para nosotros es un orgullo: el Huevo Hilado Santa Teresa. Un complemento tan versátil, delicioso y nutritivo que puede ser el colofón perfecto para cualquier gran receta que tengas en mente en estos días. Acompáñanos y te lo contamos todo.

¿Qué es el Huevo Hilado Santa Teresa?

El origen del huevo hilado se remonta, ni más ni menos que al imperio Bizantino, donde se conocía como “barbas de monje”. Pero su eclosión se les atribuye a los conventos portugueses del siglo XV, y desde entonces ha quedado vinculado a la gastronomía lusa. En España era un producto típicamente de pastelería hasta que Santa Teresa, siguiendo la receta tradicional artesana pero innovando en el envasado, consiguió la caducidad necesaria para lanzarlo al gran consumo.

Estos hilos dorados de yema de huevo, con un inconfundible sabor que complementa a la perfección con carnes, pescados, ensaladas, entrantes o postres, son muy utilizados por su belleza estética, pero no hay que olvidar su aporte nutricional en forma de vitaminas (A, B, D y E), calcio o yodo, entre otros.

¿Cómo se hace el Huevo Hilado Santa Teresa?

El Huevo Hilado Santa Teresa se elabora solo con dos ingredientes: un 90% de yema de huevo y azúcar, nada más. En primer lugar, se realiza el tamizado, es decir, la eliminación de cualquier tipo de impureza que pueda contener el huevo, para lograr una textura inmejorable.

A continuación, tiene lugar el proceso del hilado. Para ello preparamos un almíbar con el azúcar, después se añaden las yemas y se forman los hilos que una vez escurridos se envasan. Un proceso cien por cien artesano para que puedas disfrutarlo en casa, como si lo hubieras hecho tú, con la mejor calidad y mucha más caducidad.

Algunas recetas con Huevo Hilado Santa Teresa

Rollitos de gorgonzola con Huevo Hilado Santa Teresa

 

 

Una receta muy fácil para la que solo necesitarás calabacín, queso gorgonzola y nuestro huevo hilado.

  1. Con ayuda de film plástico, prepara una base de huevo hilado, coloca queso gorgonzola y ciérrala formando un rulo.
  2. Corta finas tiras de calabacín con la longitud necesaria para poder enrollar el rulo. Alternativamente, puedes calentarlas u hornearlas para lograr una mayor maleabilidad.
  3. Decora a tu gusto con frutos secos o hierbas aromáticas.

Magret de pato macerado con Huevo Hilado Santa Teresa

A continuación de traemos un entrante perfecto a base de huevo hilado, magret de pato, sal, azúcar, naranja, limón y pimienta.

  1. Preparamos una salsa a base de zumo de naranja, limón, pimienta y sal. Cubrimos el magret con ella y los reservamos durante al menos dos horas.
  2. Cocinamos el magret en una sartén, en primer lugar, con la piel hacia abajo durante cuatro minutos y a continuación lo damos la vuelta.
  3. Dejamos reposar 20 minutos y lo cortamos en pequeños filetes.
  4. Decoramos con Huevo Hilado Santa Teresa.

Crema de arroz con leche y Huevo Hilado Santa Teresa

 

 

Por último, te dejamos un estupendo postre para que acabes el menú por todo lo alto. Solo hace falta arroz, leche, mantequilla, azúcar, canela, limón y huevo hilado.

  1. Cocemos el arroz hasta que forme una pasta con la densidad que nos guste. Para ello podemos añadir más o menos agua.
  2. A la par, calentamos leche con canela, pero sin que llegue a hervir y añadimos la pasta de arroz. Cocemos durante 45 minutos.
  3. Cuando vaya espesando añadimos mantequilla y calentamos otros 10 minutos sin parar de remover.
  4. Servimos, espolvoreamos con azúcar y canela y dejamos enfriar.
  5. Coronamos el postre con Huevo Hilado Santa Teresa.