Cómo vestir tu mesa en Navidad – Santa Teresa Gourmet

TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

0,00 € Actualizar Carrito

En este resumen de carrito no se incluyen los gastos de envío (+4,95€).

¿Recogida en tienda?


Cómo vestir tu mesa en Navidad

 

Las semanas navideñas son un tiempo que invita a compartir mesa con nuestros seres queridos. Ya sea en los días señalados, como Nochebuena, Año Nuevo o el propio veinticinco de diciembre o en cenas más informales con amigos o compañeros de trabajo, lo cierto es que muchos de esos momentos transcurren frente a un buen menú.

Pero como en el arte o la moda, en la gastronomía son los detalles los que marcan la diferencia. No es lo mismo disfrutar de una cena con ingredientes y platos de calidad que nos aporten a la par salud y deleite, como apostamos en Santa Teresa, que una comida rápida para salir del paso. Del mismo modo, nos sentiremos más cómodos en un ambiente cuidado y elegante que en una mesa desnuda que no transmita nada. Por eso y porque sabemos que te encanta que tus invitados se sientan cómodos, en este nuevo artículo del blog de Santa Teresa vamos a darte algunos consejos para dar este toque mágico a tus eventos navideños.

La importancia del diseño

Parece evidente que la apariencia del espacio donde vamos a disfrutar de una comida agradable cobra una importancia capital para que el desarrollo de la velada esté a la altura de nuestros platos. Y es qué, ¿qué sensación estamos transmitiendo si después de pasarnos horas entre fogones la puesta en escena no está a la altura?

En la cocina, más allá del sabor, el concepto estético es fundamental para dar a nuestros invitados una experiencia acorde con las recetas que hayamos preparado. En ese abanico de preparación encontramos elementos tan comunes como la mantelería, la vajilla, la cubertería, la cristalería o la música, pero que no siempre sabemos cuál elegir. Vamos a analizar cada uno de estos aspectos para tener una mesa perfecta.

¿Cómo elegir la mantelería para una mesa navideña?

La mantelería es el elemento fundamental de una buena mesa, puesto que nos acompañará de principio a fin. Los vasos, las copas, los cubiertos y los platos irán cambiando con el paso de los minutos, pero los elementos textiles se mantendrán. Por tanto, es fundamental tomar una decisión acertada, ya que el resto de los elementos tienen que bailar a su compás.

Los colores neutros deberán ser nuestros aliados. A pesar de ser muy tentador colocar manteles con los estampados típicos de estas fechas para dar alegría, puede ser contraproducente. Las tendencias cambian y su carga visual es muy grande. Elegir tejidos blancos, marfil o crema son una opción segura a largo plazo. Si apuestas por algún detalle en color, los rojos, dorados, plateados y verdes son los que evocan las distintas festividades de diciembre. Pero ten cuidado, puesto que esos tonos te marcarán el camino para el resto de la mesa. Si no lo tienes claro o te gusta variar en cada celebración, opta por lo neutral.

Vajilla, cubertería y cristalería adecuada

Aquí te planteamos una regla fundamental que debes de cumplir si quieres dar una buena sensación estética; nunca hay que mezclar vajillas, cuberterías o cristalerías. Para mantener un orden visual, los elementos tienen que estar equilibrados en sus formas y materiales. Los elementos estéticos diferentes están pensados precisamente para eso, desviar nuestra atención. En este caso no es lo que queremos, por tanto, busquemos la homogeneidad.

Los platos se han de colocar en orden de uso, del mismo modo que los cubiertos. En estos últimos, el protocolo marca que han de posicionarse de fuera hacia adentro, con los cuchillos y cucharas a la derecha y los tenedores a la izquierda. Para los vasos y copas, primero para el vino, luego para el agua y finalmente para el champagne o cava.

¿Qué música pongo en mi mesa de Navidad?

Y para finalizar os dejamos un detalle que no siempre se cuida. La música es un elemento muy importante que corona cualquier acto social y, por supuesto, también las cenas y comidas navideñas. Muchas familias optan por encender la televisión y ver algunos de los programas más comunes en estas fechas. Algo que como tradición es aceptable, pero no suma a un encuentro con seres queridos en el que queremos sentir ese calor cercano. Una buena banda sonora puede contribuir a mantener conversaciones tranquilas o a sentirnos más animados.

Si lo que buscas es evitar silencios y establecer un clima acogedor, la música instrumental nos puede servir de ayuda. Si utilizas aplicaciones como Spotify o iTunes, existen infinidad de listas de este estilo que evitan cualquier tipo de distracción con las letras y nos abrazan en un ambiente relajado.

La gran pregunta en este aspecto es ¿villancicos sí o villancicos no? La respuesta es clara: según vuestros gustos. Para muchas familias y grupos de amigos cantar juntos es un acto de unión que ha pasado de generación en generación y para otras, resulta algo fuera de lugar. Déjate llevar y actúa según lo que te apetezca.

Estos son algunos consejos, pero recuerda que, por encima de todo, estas fechas son para unir a todas esas personas a las que quieres. Y para ello, hay un detalle que no puedes dejar de colocar en la mesa: tu sonrisa.