TU BOLSA DE LA COMPRA


Precio
CANTIDAD

TOTAL

€0,00 Actualizar Carrito

Este resumen del carrito no incluye ni gastos de envío ni descuentos que se reflejarán al continuar con el pago

¿Recogida en tienda?


Pequeños consejos para dar grandes pasos en tu dieta

 

Llevar una dieta sana y equilibrada debería ser un pilar básico en la vida de todos. Somos lo que comemos y junto con la actividad física, la alimentación es muy importante para asegurar el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Es cierto que se ha escrito mucho sobre el tema y que en ocasiones no sabemos cómo estructurar los menús semanales. Hoy queremos contarte un secreto: no hacen falta milagros, solo sentido común y seguir algunas pautas clave, las de toda la vida.

Hay que cuidarse, en Santa Teresa lo tenemos claro. El bienestar de los nuestros es la gran motivación que nos mueve cada día. Podemos comer muy bien, pero también de una forma sana si sabemos cómo. Por eso hemos querido hacer este artículo, para que tú, que eres todo un gourmet, seas capaz de disfrutar de lo mejor de la gastronomía sin dejar de consumir productos sanos.

Equilibrio entre el desayuno, la comida, la cena y los aperitivos

Un buen primer paso hacia la mejora sería el buscar el equilibrio entre las comidas que realizamos de manera diaria. Muchas personas, bien sea por las prisas, desconocimiento o pereza, no siguen esta norma. Como resultado se suele obtener carencia de nutrientes a ciertas horas del día y exceso en otras.

El total de calorías que necesita una persona adulta varía entre las mil ochocientas y las dos mil, en función de su actividad física. Hablando en porcentajes, la comida debería asumir el treinta por ciento de esa necesidad, la cena el veinticinco, el desayuno el veinte y el resto se repartiría entre almuerzo y merienda.

Tal vez la más denostada de las comidas sea el desayuno. Realizarlo de manera excesivamente ligera u obviarlo, puede conllevar grandes perjuicios a lo largo del día. Es más, numerosos estudios advierten que son las personas obesas las que más omiten los desayunos en beneficio de otras ingestas de alimentos, como las cenas. Esto conlleva un desigual reparto de las calorías que necesitamos y fomenta un apetito voraz que hace que comamos mucho más cuando nos sentemos de nuevo en la mesa.

Consume alimentos con ingredientes naturales

 

 

En un mundo donde por desgracia no tenemos demasiado tiempo para cocinar, es bastante común que optemos por atajos. Es una práctica válida y muy recomendada, pero tenemos que elegir bien lo que compramos. Solo tienes que fijarte en las etiquetas, para comprobar que lo que metes en la cesta no contiene aditivos o conservantes que potencian de manera artificial los sabores y pueden perjudicar a nuestra salud.

Todos los productos de Santa Teresa cumplen esa premisa, pues están preparados con ingredientes cien por cien naturales. Por ejemplo, nuestros Gazpachos Santa Teresa, que solo se elaboran con materias primas de primera calidad.

De nada sirve que llenemos nuestros menús semanales de recetas sanas, si luego nos decantamos por productos que contienen ciertos componentes que están lejos de ser naturales. Ese es otro de los errores más habituales, podemos estar supuestamente alimentándonos bien y sin embargo, no notar los efectos. Mira las etiquetas, compara los ingredientes y apuesta por la mejor calidad. La salud no tiene precio.

Practica deporte para acelerar el metabolismo

Además de la dieta, no debemos descuidar la actividad física que realizamos cada día. Para mejorar el efecto de tus menús diarios en el cuerpo, nada mejor que complementarlo con sesiones de deporte. Cuando hacemos ejercicio, el organismo consume azúcar, quema calorías y nos tonifica, pero no solo durante su práctica, sino también durante las horas siguientes. Por lo tanto, una actividad deportiva regular nos ayuda a digerir mejor lo que tomamos.

Los más recomendados son los llamados ejercicios de cardio, es decir, los que hacen que nos movamos de manera intensa. En esta enorme lista se encuentra el running, la zumba, el aeróbic, el body combat, el fútbol, el ciclismo, el baloncesto o incluso caminar. Solo tienes que encontrar el que más te guste. Se trata de disfrutar con su práctica y desconectar, no de sufrir.

Más verdura y hortalizas en nuestros menús

 

 

Las tendencias veggie están abriéndonos un camino que antes era mucho más limitado. Lo verde está de moda y esto nos permite incorporar a nuestra dieta verduras, frutas y hortalizas de un modo divertido y apetecible. Basta con ir al mercado y llenar nuestra cesta con productos de la huerta.

Después solo nos queda cocinar una de las miles de recetas que podemos hacer con ellos. En Santa Teresa lo sabemos bien y hace tiempo que nuestros establecimientos están llenos de recetas tan suculentas como el Hummus Santa Teresa o las Cremas de Verduras Santa Teresa. Sanas, fáciles de usar y sencillamente exquisitas ¿te las vas a perder?